Follow by Email

viernes, 2 de abril de 2010

Militares militando

Lugo ha operado los cambios castrenses en tres etapas. La primera fue enseguida de asumir, cuando decapitó la comandancia del Ejército y de su III Cuerpo, la Marina, la Fuerza Aérea, el Comando Logístico y el Estado Mayor Conjunto.
Tres meses después, en noviembre, el mandatario operó la más grande barrida de la historia de las fuerzas armadas paraguayas, al pasar a retiro a 25 Generales y tres Contraalmirantes, sobresaliendo la destitución del aparentemente poderoso Comandante de todos los órganos militares, el General Soto Estigarribia, segundo en la estructura de mando después de Lugo.
Si alguna duda existía acerca de ese reemplazo, el propio afectado la eliminó al instante, ingresando a la vida política partidaria, envuelto en la bandera colorada con una provocante altanería y unos discursos de muy pobre lenguaje y contenido, pero rebosantes de odio al comunismo y a todos los gobernantes progresistas que puedan existir, en particular a los de Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Uruguay.
seguir leyendo en Argenpress

No hay comentarios: